Hoy, como cada día, llegas a tu puesto de trabajo y te dispones a encender tu equipo informático para desempeñar las tareas que tienes que realizar hoy mismo sin falta. Te encuentras con la sorpresa de que tu ordenador no arranca o falla y te preguntas ¿Qué hago?.

Antes de nada, lo primero es no perder los nervios, el daño está causado y ponerte nervioso/a no va a solucionar nada.

En segundo lugar, tendrás que identificar cual es el problema.

Caso 1:

Al ordenador no le llega corriente, no se enciende ningún led ni se escucha ningún ruido. Este caso es el más corriente, nunca mejor dicho, ya que está asociado a un problema eléctrico, ya sea externo al equipo (cableado desenchufado, regleta apagada…) o a un fallo eléctrico del equipo.

Lo mejor que puedes hacer, es comprobar que todos los cables se encuentran conectados y que la regleta o punto de luz tiene corriente. En el caso de que una vez revisado no se haya subsanado, tendrás que contactar con nuestro servicio técnico informático para que podamos revisar e identificar la avería interna del equipo.

Caso 2:

El ordenador enciende pero se queda bloqueado o aparece una pantalla azul y se reinicia constantemente. Esto se debe a un posible fallo de hardware, te recomendamos que no sigas insistiendo puesto que puedes poner en peligro la información que almacenas. Apaga tu ordenador y avísanos cuanto antes para poder revisarlo.

Caso 3:

No tengo conexión a internet o no puedo imprimir y/o usar mi programa. Es posible que el fallo se deba a la red local de la empresa, recuerda que aunque el error se solucione es conveniente que un técnico revise que el cableado de red y dispositivos de red esté en buen estado.

Caso 4:

He encendido el ordenador y me aparece una ventana con un aviso de que para recuperar mis datos tengo que pagar. NO PIQUES. Es un virus. Apaga inmediatamente el ordenador y avísanos, puedes poner en peligro a todos los equipos de tu empresa.

Recuerda que ante cualquier duda, contacte con nuestros profesionales antes de intentar solucionarlo por sus propios medios, es muy importante una buena intervención para poder garantizar la reparación.